Live shows

AMCPP Boca Negra – Live show
Contrastes – Live show
Mr. Thunderstruck – Live show
Solo Rock – Live show
Metal4All – Live show



AMCPP Boca Negra – Live show

“Life´s Road” Es el título del primer disco de una joven banda sueca: “Three Seasons”. Y la carretera es el lugar donde se hallan. El sábado 10 de marzo actuaron en Valles y aún les queda más territorio por recorrer en su gira española.
Tres en escena: Sartez Faraj (guitarra), Olle Risberg (bajo) y Christian Erikson (batería). Con ellos colabora en los teclados Mattias Risberg (padre de Olle -que cuenta con tan sólo 19 primaveras). A Valles vinieron en formato de trío. Llevamos cuatro conciertos exultantes de rythmn and blues endurecido: Swamp Cabbage,Alto Volto, Gnapos y… “Three Seasons. Si buenos eran los anteriores, los suecos elevaron más aún el listón de lo que se está escuchando últimamente en Valles. Por momentos parecía que: The Jimmi Hendrix Esperience, BBM, Robin Trower trío, algún elemento de Bad Company, pero sobre todo Cream… se habían reencarnado en el escenario. Sartez no se separó de su Fender Stratocaster, Olle de su bajo Fender clásico donde los haya, el batería… sencillo y contundente. Había un fondo psicodélico en la música (y el aspecto de bajista y guitarrista acompañaban esta estética: la camisa de Sartez parecía sacada de una portada de un vinilo de Ten Years After del 68) . Too Many Choices, Down to the Bottom… por supuesto Life´s Road sonaron en un local bien concurrido. Había jóvenes veinteañeros y espectadores que casi convivieron con los maestros homenajeados -excepto Hendrix, todos ellos británicos-. Three Seasons les rindieron homenaje sin imitarlos. Tal era la nostalgia de los 60-70 que en el merchandising había un EP, y un vinilo -además del cd- de su trabajo a la venta.
Sartez -que canta, con un registro vocal agudo y potente- y Olle, estaban pendientes uno del otro, indicándose gestualmente las fases y entradas de los temas, que se prolongaban hasta el virtuosismo , para deleite del público que aprobó con nota la actuación del trío sueco. Tan sólo al final interpretaron algún tema ajeno (notas del Concierto de Aranjuez, notas de “Lazy”) y poco más. Su repertorio es escaso -un sólo disco y el EP citado- pero suficiente.
Gran actuación, música para escuchar, disfrutar y toda un clase de la historia del hard blues y el rythmn and blues que se hacía hace cuarenta y pico años, para que los jóvenes allí presenten conociesen las raíces de la música en la que se inspiran muchos grupos actuales.

amcppbocanegra.blogspot.se

Contrastes – Live show

Desde Suecia con amor, llegaron Three seasons a La ley seca para presentarnos su trabajo “Life’s road” (2011). Con la clásica formación de power trio, bajo batería y guitarra, pusieron sobre la mesa su muestrario de rock clásico con sonidos heredados directamente de los años 70: Riffs de guitarra contundentes, raíces blues, aderezos acústicos, expansión sonora y viajes con desarrollos instrumentales que los acercan al rock progresivo. Nada más y nada menos.

Three seasons tienen un directo seguro, gracias en gran medida al guitarrista/cantante Sartez Faraj. Un tipo sobresaliente, con tablas y amplio dominio de las seis cuerdas, con una voz que puede remitirnos directamente a Ian Gillan o Glen Hughes, ideal para el rock acerado que nos ofrecen. Completa la banda un avezado bajista y un correcto batería que cimentan la base sobre la que se sustenta el sonido del trío.

El concierto comenzó un tanto frío, tanto por parte del público como de la banda pero conforme iban sonando una canción tras otra, el ambiente se entonó, los riffs no daban tregua y acabamos transportados a otra época en la que el rock era más honesto y . He de reconocer que eché de menos ese órgano que suena en el disco, restando matices al directo. La única pega a un concierto de notable.

La ley seca sigue siendo un lugar idóneo para este tipo de conciertos, digamos minoritarios. Un sonido impecable (me atrevería a decir que hasta desde el baño) y unos parroquianos respetuosos y ávidos de buena música le conceden a este “rock pub” los honores de mejor sitio de Zaragoza para sonidos añejos y el más inquieto a la hora de buscarlos.

luiswal76.wordpress.com

Mr. Thunderstruck – Live show

Todavía impresionado por vuestras muestras de felicitación en el post del aniversario de Mr. Thunderstruck, (muchas gracias, amigos) Javier, rockero de pro y seguidor del blog, me recordaba en su comentario que venían a tocar esta semana a Zaragoza el potente trío sueco Three Seasons, tras una extensa gira española que les ha llevado por numerosas ciudades del país.

Una banda nueva, que ha lanzado un más que interesante álbum “Life´s Road”. Así que eran motivos más que suficientes para no perderme semejante cita. Sin embargo una inoportuna faringitis que me tiene medio K.O. desde el pasado domingo ha estado a punto de “chafarme” el concierto. Afortunadamente no ha sido así y he podido escaparme hasta la Sala la Ley Seca para ver la descarga de Three Seasons. ¡Y qué bien he hecho!. La banda capitaneada por Sartez Taraj (cantante y guitarrista) ha hecho las delicias de los allí presentes con su poderoso hard rock progresivo, con toques de blues. A lo largo de la hora y media de la actuación Three Seasons han desgranado prácticamente todo su disco y las 2 canciones del single “Escape” y la fantástica”Wood to Sand” que ha tocado Taraj con su guitarra blanca, además del interesante instrumental “María” y una efectiva jam con la que han comenzado el concierto. ¿Grandes momentos? bastantes, “Each to their own”, “Cold to the Bone”, “Life´s Road”, “An Endless Dilusion” etc… aunque yo destacaría por encima de todos la interpretación tan redonda que han hecho de “Too many Choices”. Impresionante. Un muy buen concierto, sin duda.

Hoy actúan en Castellón (D’Leyend) y mañana finalizan su periplo español en Torredembarra (La Traviesa), pero más allá de recomendaros a los que podáis que no os los perdáis, os aconsejaría no perder de vista la carrera de Three Seasons que seguro que nos ofrecerán muy buenos momentos. “Life´s Road” y su efectivo directo, son sus mejores avales.

mrthunderstruck.blogspot.com.es

Solo Rock – Live show

CÓMO SI FUERAN UN GRUPO CLÁSICO

Impresionante presentación del grupo sueco

Una vez más se vivió una memorable noche de esas que disfrutaron unos pocos y que con el tiempo podremos recordar (además es fácil porque la fecha es de las raritas). Como si nos hubieran ofrecido una gran tarta elaborada por los mejores cocineros, para degustar por unos pocos, que aprovechamos para darnos un gran atracón.

Nos visitaban Three Seasons, grupo sueco al que los medios (que por cierto brillaron por su ausencia) llenaron de etiquetas antes de venir a nuestro país. Que si hard rock, psicodelia, progresivo etc, etc.
En resumen, han cogido de los mejores y lo han sabido adaptar creando un E.P. y un disco (Life’s Road) que es de lo mejorcito que he escuchado en muchos años, sin desperdicio en ninguno de sus temas e Incluso con algunos de ellos que no tienen nada que envidiarle a los mejores clásicos de Cream, Purple o Hendrix.

Sartez Faraj (ex Siena Root) a la guitarra y voz, Risberg Olle al bajo y Christian (Krille) Eriksson a la batería han conseguido recuperar el espíritu de los clásicos grupos de los setenta. Sartez lleva la equipación típica de Hendrix, Steve Ray Vaughan o Santana, pedales Cry baby, Rotovibe, el mítico Tube Screamer TS9 de Ibanez y guitarra Fender Stratocaster. Consigue el sonido de Hendrix y utiliza el estilo de Blackmore, la mezcla es impresionante. La voz muy característica y reconocible consiguiendo agudos muy acertados. El bajo muy marcado, acompaña y hace melodías a la vez que la guitarra y la batería se ayuda de cencerros y cascabeles (como Ian Paice).

Comenzaron con una Jam a modo de calentamiento con aires flamencos para continuar con la presentación de todos los temas de su disco salido en el 2011 excepto Moving On. También pudimos disfrutar de su primer tema grabado Escape, solamente editado en formato vinilo y dejaron dos canciones nuevas, María y Ain’t got time, el primero instrumental y el otro genial, de larga duración, que sin duda alguna permite pensar que su futuro segundo trabajo va a ser incluso mejor que el primero.

Tras dos primeros temas “cortos”, llegó su primer tema de esos que hacen de unos doce minutos. A partir de ese momento, el que no tenía muy claro quienes eran estos suecos que hacían hard rock, ya empezaron a darse cuenta que la cosa iba en serio y comenzaron a oírse comentarios de que Each to their Own es un gran tema. Con el público entregado y concienciado, continuaron su repertorio hasta culminar con Too many choices, el que más me gusta de su disco, echando el resto en la voz y demostrando que están a la altura de los mejores.
Como había ganas de más nos dejaron tres temas, a cual mejor, dando por terminada la velada. Bueno, no, al final hubo un pequeño vacile ya que comenzaron con el riff de Lazy de Deep Purple, y cuando más de uno empezó a soñar despierto, Sartez con una sonrisa se quitó la guitarra que ya echaba humo y dio por terminada la sesión.

Ahora viene lo malo, y me duele porque personalmente Rock Palace me trae muchos y buenos recuerdos, es una sala “barata” para los grupos tal como está el panorama de tocar en salas, precio de concierto poco menos que regalado (cinco euros), precios de bebidas mas que populares, buena música, personal amable, sitio pequeño pero acogedor, el grupo no puede estar más cercano y accesible pero es fundamental e imprescindible que mejoren el sonido y que se hagan con un juego de luces que cree ambientes y ayuden a mejorar el espectáculo. Un concierto que pudo estar de diez se me queda en siete porque a pesar del esfuerzo y calidad del grupo a la hora de ecualizarse y regular sus equipos no consiguieron un sonido aceptable en ningún momento. Solamente el nivel del grupo en cuanto a experiencia y calidad salvó del desastre el concierto.

Estamos ante un grupo realmente bueno, necesitan darse a conocer fuera de su país, llegar a más gente, tocar en salas más grandes, con juegos de luces y mejor sonido. Perderán el encanto de ser un grupo de minorías, pero un disco como el que han hecho tiene que llegar a más público. Puede que estemos ante los Cream del siglo XXI y vienen de Suecia. Para que luego alguno diga que no existe el calentamiento global.

www.solo-rock.com

Metal4All – Live show

Una atrevida gira la que se planteaban los suecos Three Seassons de la mano de Déjame Decirte. Gran cantidad de conciertos en un breve periodo de tiempo. Salas pequeñas, precios bajos, coste mínimo como objetivo. Declarado fan de Sartez Faraj y compañía, me encontraba especialmente expectante. (…)

Quizás fue gracias a lo regular del concierto de The Government [support band], a quienes nada se les puede reprochar en actitud, que el trío sueco nos dejara con la boca abierta de aquella manera. Cinco minutos antes de empezar, Sartez Faraj probaba su envejecida Stratocaster tras haber colocado cuidadosamente un puesto de merchandising improvisado junto al escenario. Christian Eriksson colgaba una pancarta negra detrás de su batería que indicaba el nombre del grupo, y Olle Risberg se cambiaba de camisa en el pequeño camerino que albergaba la propia sala junto a la barra. Algo como aquello es digno de presenciar cuando consideras que la banda que va a tocar va a llegar lejos. Es impagable.

Y repentinamente, augurando un sonido horrible, la banda hacía gala de una nitidez excelente golpeando a los presentes con una pequeña jam que lideraba tanto la guitarra de Sartez como su propia figura. Era ese sueco con aspecto de cantaor gitano quien ejercía de director de orquesta indicando a sus compañeros cuando cambiar sin perder un mínimo de contacto visual. Una coordinación especial en las improvisaciones que se repetirían a lo largo de recital que jamás caerían en lo repetitivo o lo aburrido, porque los cambios eran abundantes, y la guitarra de Sartez transmitiría mucho más que en el disco con unos bendings dignos de Rory Gallagher y un repertorio de fraseos abrumador.

Para cuando comenzaron a repasar su disco debut con “Fell Alive” y “Cold To The Bone”, los curiosos ya ocupaban las primeras filas con la boca abierta, rendidos a los ritmos setenteros que la banda ejecutaba con profesionalidad y sonido excelente. Una delicia auditiva, y un endurecimiento de lo que escuchamos en el disco muy atractivo, rozando el sonido más polvoriento del sur de los EEUU, y el blues más pantanoso con el que jugaban Black Sabbath. Sartez ejercía las tareas vocales con sobresaliente, y cuando alargaba canciones como “Lifes road”, aquello se convertía en toda una experiencia que nos hacía olvidar el sonido del Hammond sin problemas. Y no me cansaría de resaltar el increíble registro que Sartez obtiene de su Stratocaster. Un sonido cortante, sucio y potente que en canciones como la nombrada “Cold To The Bottom” y su riff principal hace imposible el pestañear.

El primer tema largo que sonó, donde personalmente pienso que la banda da rienda suelta a todo su talento y sale por la puerta grande, fue “Each To Their Own”. Sin imprevistos, la atmósfera pantanosa rodeó a los presentes, quienes cerraban los ojos y se dejaba llegar por los sonidos generados por tres talentosos nostálgicos que no fallaban una nota ni de la mitad ensayadas, ni de la otra mitad improvisadas. Todo ello avanzaba de la mano de Faraj, que con gestos y miradas daba los pistoletazos de cambio a sus compañeros que en ningún momento se perdían. Aplausos y miradas de asombro devolvió el público, y es que con tal base rítmica, y con semejante conexión musical entre el líder y la misma, solo hay que dejarse llevar para asombrar al público.

La banda se saltó el repertorio esperado y ofreció dos canciones nuevas que no aparecían ni en “Life’s Road” ni en el reciente EP, muy similares a lo que ya conocíamos, pero destacando la segunda de ellas con un ritmo agresivo y cabalgante que provocó cierto head-banding entre el público, incluyendo a los propios The Goverment que bien parecían asombrados ante tal espectáculo.

Con las sesiones de improvisación intercaladas entre los temas, el concierto avanzaba a pasos agigantados y el público aplaudía con una rabia cada vez menos contenida. Cayeron “Too Many Choices” y “Down To The Bottom”, más directas y sencillas, de base más blues, pero de similar sonido guitarrero, en el que Sartez tan bien se desenvuelve. Coreadas por algunos de los allí presentes, fueron dignas de elogios y aplausos justo antes de darnos en la cara con otra de esas piezas astrales.

“An Endless Delusion” fue un momento más para perderse entre las intimidades de uno mismo rodeado de la oscuridad del cielo nocturno. Era el instante idóneo para cerrar los ojos y dejar que Sartez y compañía nos llevaran de la mano a través del mundo de la vigilia en ausencia de voces. Una pieza instrumental que estiraron cuanto quisieron y que dejó entrever todas esas influencias setenteras que emulan, refrescan y ejecutan tan bien.

La banda se despidió brevemente, y la escasa multitud que allí se congregaba clamó por más, haciéndoles volver a aparecer para interpretar la mejor canción que han escrito hasta la fecha: “Since Our First Day”, que siempre me deja sin palabras. En directo cobra una fuerza increíble gracias al buen hacer de Sartez a la voz que se deja las cuerdas vocales en el intento. Un parón justo antes del último estribillo para dar las gracias, y el sueco ataca a pleno pulmón con la recta final de la canción para despedirse de los fans que deberían haberle sacado a hombros de allí.

Un absolutamente buen sabor de boca dejó el trío nórdico. No veo forma más sincera y entregada de mantener viva la llama de los años setenta cuarenta años después de su época de gloria. Lo de aquella noche fue un concierto íntimo, profesional, atmosférico y tremendamente evocador. Solo me arrepiento de no haberme tomado un whisky a su salud mientras sonaba “Life’s Road”, por ejemplo. Un sobresaliente para Three Season por sostener una actitud que no se espera de una banda extranjera con un público que apenas les conocía, en una sala tan pequeña, y con más de una docena de conciertos programados para próximos días. Excelentes.

www.metal4all.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

20 − 5 =