Grow (LP)

Solo Rock

Puntuación: 10/10

Nuevo disco de larga duración del trío sue- co que como su título indica han crecido. Y es que este trabajo lo po- demos considerar una consagración dentro de la carrera del grupo. Ya en su día me impactaron con Life’s road
y dije de ellos que eran los Cream del siglo XXI. Me alegra saber que no me he equivo- cado. Siguiendo su línea de sonido de rock psicodelia entre los sesenta y los setenta han grabado su disco más maduro, elaborado y complicado musicalmente, sin perder por ello la frescura ni bajar el listón respecto a los anteriores, sino todo lo contrario.

Abren con Which Way, que nos deja apreciar el característico sonido de la guitarra de Sar- tez Faraj, quizás algo más distorsionado que en los anteriores trabajos, que nos acompa- ñará en todos los temas, creando ambiente y manejándolo a su antojo, acelerando y decelerando, atmósfera mística repleta de riffs bien secundada por los teclados y como siempre por el bajo de Olle Risberg y la bate- ría de Christian Eriksson.
Sigue Drowning que han utilizado como lanzamiento, un pegadizo rock repleto de riffs con wah-wah, buenos solos de guitarra y teclado y batería con ritmos latinos al estilo Ian Pace en todo el L.P. de Burn.

By the book, en la línea de la primera co- mienza tranquilamente para ir progresando y subir el tono e intensidad con un gran solo de guitarra bien acompañado de nuevo por toda la sección rítmica. Es junto a la penúl- tima la única con un final propio ya que el resto de temas terminan haciendo fade. Tablas of Bahar, la primera pieza “pata ne- gra” del disco, instrumental, con sonidos iniciales de guitarra española, con estructura de rock progresivo, pero cargada de psicodelia. Una maravilla.

Food for a day, suena pues a… Three Seasons. Si algo ha conseguido este grupo es tener personalidad propia. Recuerda a sus trabajos anteriores, sobre todo a los del disco Life’s Road. La hipnótica voz de Sartez, que consigue hacer largas frases sin apenas tener tiempo para respirar, subiendo, bajando, de nuevo consigue envolvernos en una atmósfera mística.

No Shame, “pata negra” de nuevo. Una emotiva balada, donde la voz alcanza el climax para dar paso a un solo de teclado y otro de guitarra realmente buenos.
Home is waiting, de nuevo otro tema de la factoría Three Seasons. Creo que es lo mejor que se puede decir del tema.
Familiar song, dejan lo mejor para el final, diez minutos de apoteosis, un resumen de todas sus influencias, creaciones y senti- mientos. El teclado de este tema en el disco ha sido grabado por Sartez. Muchos cambios dentro de la canción, ritmo, intensidad, ambiente. Una montaña rusa de sensaciones que manejan a la perfección.

Si en los primeros trabajos del grupo buscaba similitudes con grandes bandas de los setenta, ahora lo primero que me viene a
la cabeza al escucharles son similitudes con anteriores canciones propias. Y es que Three Seasons han creado un estilo propio, muy personal, donde no solamente la voz y la guitarra son identificables. Con su forma de componer y conducir los temas han conseguido hacerse un hueco dentro de los que podemos considerar Creadores de Rock.

CHEMA PÉREZ

www.solorock.com (Review at page 45)

Rock The Best Music

Valoración: 90/100

Es una de nuestras bandas predilectas, y como tal, no nos dejamos un adelanto al sin catar desde que flipamos con su primer álbum. Three Seasons son una realidad, una banda sueca anclada en un pasado donde el ácido reinaba y el postureo no existía;  un tiempo en el que la gente iba a los conciertos a flipar y no a hacer fotos para el Instagram. Con Grow alcanzan un nivel superior en el que se me hace difícil calificarles.

Sartez ha dejado de lado los riffes más hard rockeros que tanto nos hicieron flipar en sus anteriores álbumes, dejándose llevar por arpegios y acordes de guitarra sucia, siempre doblada por un hammond y comandada por una base rítmica descaradamente jammera. Fue el mismo Olle, el bajista de la banda, quien nos confirmó que, en estudio, se dejan llevar a la vez que graban. Los resultados son palpables ahora más que nunca en temas como “By The Book”, de desgarrador estribillo, golpes de batería espaciales y melodías ácidas cual saco de tripis.

“Tablas Of Bahar” conserva algo de su lado más folk, que sigue sonando deliciosamente analógico, pero en líneas generales, en Grow es difícil hacer distincion entre temas. Es un álbum artesanal surgido de la química entre músicos, sin planos ni planes. Difícil de digerir a primera escucha, pero plagado de secretos en compensación. Se necesita calma para disfrutar cortes como “Food For The Day”, o la inicial “Which Way”, que personalmente, hubiera dejado para más tarde. El impacto inicial es chocante, si bien con calma y apertura de miras, el disco se convierte en delicia.

En su segunda mitad encontré algo a lo que agarrarme entre tanta psicodelia y colores hipnóticos. Los tres últimos cortes contienen estribillos más cercanos (“No Shame”), algo de hard rock clásico y ecos Purple (“Home Is Waiting”), y delicadeza muy Three Seasons, de la que define el feeling y termina en explosión rockera (“Familiar Song”). A la segunda vuelta, todo tiene otra gama de colores, y los primeros temas te llenan la cabeza de paisajes imposibles y deformaciones inexistentes.

Grow es un álbum sencillo en técnica y complejo en contenido. Más psicodélico que sus antecesores, más alucinado. Diferente, y de gran calidad y sin enterrar las señas de identidad. Todos los músicos exploran nuevos registros y en consecuencia, llegan a lugares desconocidos. Grow es atípico hasta dentro de la moda retro. Se acaba volviendo adictivo, y hasta canciones de 10 minutos se pueden escuchar en repeat porque están llenas de escondrijos. Un rock de visiones alérgico a los esquemas, pero que entra sin mayores dificultades. Y nosotros, esperamos su anuncio de gira desde ya.

www.rockthebestmusic.com

Subterraneo Heavy

No cabe duda que en la década comprendida entre 1965 y 1975 existió una verdadera revolución musical. A mediados de los 60’s el blues rock de THE ANIMALS, ROLLING STONES y JOHN MAYALL (aunque este último tiraba más al blues blanco más genuino), heredado del de BO DIDDLEY o MUDDY WATERS, era el motor musical de la década junto al beat tan bien liderado por THE BEATLES. Poco después vino la revolución de San Francisco, representada por el bien llamado fenómeno underground del 69, en el que existió una explosión creativa que abarcaba desde el hipismo hasta la psicodelia, pasando por el naciente rock progresivo. Bandas como GRATEFUL DEAD o THE FUGGS daban buena muestra de ello, sirviendo como caldo de cultivo al germinal hard rock de los 70’s bien personificado por grupos como DEEP PURPLE o CACTUS.

Bien, es en esa década, más en concreto a la música underground explosionada en el 69, y lo que posteriormente ocurrió con el hard rock 70’s, donde podríamos encuadrar la música de los suecos THREE SEASONS. Formados en 2009 y con dos LP’s editados (Life’s road en 2011 y Understand the world en 2012, con el 7” Escape entre medias), estos suecos saben lo que se hacen. Es en el presente año, 2014, cuando editan su tercer álbum, Grow, digna continuación de sus discos anteriores, también editado por el sello Transubstans Records, y que les aúpa a la primera división del género en Europa.

Desde luego la apuesta de la banda reside, como indico antes, en el más original sonido de los 60’s y 70’s, basando su música en el hard más setentero con influencias psicodélicas y del pretérito blues rock. Su parecido con DEEP PURPLE no solo se halla en el protagonismo del teclado Hammond, sino en muchos riffs y estructuras del grupo de Reino Unido. Se nota que estos chicos han escuchado hasta la saciedad álbumes como Do yo we think you are? y Come taste the band, pero lo somatizan en su música de un modo acertado, sin caer en el calco. Además la producción de las voces me parece muy acertada (en este sentido siempre fui fan del Master seven de KINGDOM COME).

Destacaría, entre las ocho canciones que forman el álbum, “Wich way” y la épica “Familiar song”, cercana a los diez minutos, donde el grupo sueco da rienda suelta a su extremada creatividad. El resto se mueve por los mismos derroteros ya indicados, por lo que el seguidor de sonidos vintage creo que debería darles una oportunidad. No baja el listón respecto a trabajos pasados, y eso ya es suficiente para un servidor.

www.subterraneoheavy.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × 5 =